BELLEZA

Remedios caseros infalibles para tratar las uñas amarillas

Tener las uñas amarillas es un problema que la mayoría de las personas hemos enfrentado una vez en nuestra vida y lo cierto es que no existe una sola causa. Las razones por las que este color domina nuestro manicure, van desde el uso de productos abrasivos y hongos en la piel, hasta el exceso de consumo de tabaco y falta de vitaminas en el organismo.

Si quieres ponerle punto final a esta condición, existen productos y tratamientos especiales que te ayudan a lograrlo pero…como sabemos que muchos salones están cerrados en este momento, hoy te mostramos los remedios caseros que si bien no cortan el problema de raíz porque son suaves, sí te ayudan a tratar este obstáculo que te impide tener uñas perfectas. ¿Lista para conocerlos?

-Aceite de coco

Pon en un bowl una cucharada de aceite de coco y 2 gotitas de aceite de árbol de té. Mezcla hasta que tengas un líquido homogéneo y aplica sobre las uñas limpias, con suaves masajes de los dedos. Te sugerimos usar guantes de látex con bordes y texturas (como los que se usan para lavar platos).

Ambos aceites son poderosos para limpiar las uñas que tienen hongos, además de que el óleo de coco es un gran hidratante para dejar las manos radiantes y suaves.

-Vinagre blanco

El vinagre blanco se ha usado desde la época de nuestras abuelas y bisabuelas para las uñas de las manos y de los pies, gracias a que combate las infecciones por hongos. Para usarlo, diluye ⅓ de taza de vinagre blanco en ⅔ de taza de agua mineral y deja remojar tus uñas durante 10 minutos.

Cuando pase el tiempo, humedece un algodón con vinagre blanco, pásalo sobre las uñas amarillas como si fuera acetona y enjuaga con agua tibia.

-Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un limpiador, exfoliante y blanqueador natural por excelencia, solo que debe usarse con precaución para evitar maltratar las uñas. ¿Cómo usarlo? Combina una cucharadita de bicarbonato de sodio y 3 cucharadas de agua.

Remoja un disco de algodón con el líquido y pásalo por todas la uñas con masajes suaves. Espera 15 minutos antes de enjuagar y repite una vez a la semana.

-Limón

Sabemos que el limón posee propiedades antisépticas y aclarantes, y es por eso que es estrella para tratar las uñas amarillas. Si quieres utilizar sus cualidades a tu favor (sin dañar las manos), vierte ¾ de taza de agua, el jugo de ½ limón y una cucharadita de bicarbonato de sodio en un recipiente. Revuelve todo con una cuchara y sumerge tus manos dentro, por 5 o 7 minutos.

-Agua oxigenada

Antimicrobiano, antioxidante y quita-manchas, ¡así es el agua oxigenada! Y de hecho es súper efectiva para las uñas amarillas, sobre todo aquellas que se han pigmentado por productos o enfermedades.

Para sacarle provecho, combina una cucharada de agua oxigenada y dos de agua termal, humedece varios algodones con la sustancia y ponlos encima de las uñas durante 5 minutos. Retíralos y lava las manos como de costumbre.

Por Glamour

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s